Facultad de Medicina

Palabras del Decano


alberto dougnac2Dr. Alberto Dougnac L. Adaptarse a un mundo en que el conocimiento cambia constantemente, obliga a mantener una mente abierta y dúctil además de un amor profundo por “el saber”.
A esto se suma, especialmente en el ejercicio de la Medicina, el imperativo de mantener principios éticos y morales intransables. Para ello se requieren bases sólidas que orienten constantemente al profesional frente a cada decisión que deberá enfrentar.

Esa es precisamente nuestra tarea como Facultad de Medicina. Formar profesionales de la Salud de excelencia, líderes en su disciplina, altamente confiables y con sólidos valores morales, fundamentales para satisfacer los requerimientos de quienes nos necesitan.

Este espíritu de servicio -que está en la base de nuestra vocación- sólo alcanza su real dimensión cuando va acompañado de conocimientos sólidos, actualizados y adecuadamente jerarquizados. Sólo así se llega a ser un profesional maduro, preparado para entregar en el momento preciso todos sus conocimientos, los que luego se irán enriqueciendo y consolidando con la experiencia que da el ejercicio cotidiano de la profesión.

El compromiso adquirido al ingresar a esta Universidad nos obliga a dar lo mejor de cada uno de nosotros, cualquiera sea el papel que nos corresponda desempeñar. Sólo con nuestra constancia, dedicación, disciplina y esfuerzo seremos los mejores y así daremos cumplimiento a los objetivos de entregar una formación de excelencia.